Sus resultados de búsqueda

Cambiar o cancelar una hipoteca

Publicado por Raul en 15 abril, 2015
| 0

Si no estás contento con las condiciones de tu préstamo hipotecario, tienes dos alternativas.

Novación:
Puedes renegociar las condiciones con la entidad financiera donde tienes el préstamo. Si consigues reducir el tipo de interés fijo o el diferencial de un tipo de interés variable, no es necesaria una escritura pública. Pero si vas a hacer un cambio más importante, como pasar el préstamo de un interés fijo a variable, entonces necesitas hacer una escritura de novación y tendrás que pagar gastos de notario, registro y gestoría. No se paga el impuesto de actos jurídicos documentados.

Subrogación:
Si tu banco o caja de ahorros no está dispuesto a mejorar tus condiciones y encuentras otra entidad que te ofrece mejor tipo de interés, puedes realizar una subrogación. Consiste en pasar tu préstamo hipotecario de una entidad a otra, sin modificar la cantidad del préstamo ni el plazo. Tendrás que pagar una comisión por cancelación y, según lo que pactes, una comisión de apertura al nuevo banco o caja. También hay gastos de notario, registro y gestoría. No se paga el impuesto de actos jurídicos documentados.

  • Buscador de inmuebles

    Más opciones de busqueda
  • Calculadora de hipoteca

Comparar Listados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies